susto.es.

susto.es.

¿Por qué sentimos náuseas cuando estamos asustados?

¿Por qué sentimos náuseas cuando estamos asustados?

El miedo es una emoción compleja que afecta a nuestro cuerpo y nuestra mente de diversas maneras. Una de las respuestas físicas más comunes al miedo es la sensación de náuseas, que a menudo ocurre al mismo tiempo que otros síntomas como sudores fríos, temblores y palpitaciones del corazón. En este artículo, exploraremos por qué sentimos náuseas cuando estamos asustados.

La respuesta de lucha o huida

Para entender por qué el miedo puede causar náuseas, es importante entender la respuesta de lucha o huida de nuestro cuerpo. Cuando percibimos una amenaza, ya sea real o imaginaria, nuestro cuerpo se prepara para defenderse o escapar. Esta respuesta se activa en el sistema nervioso simpático y provoca una serie de respuestas físicas, como el aumento de la frecuencia cardíaca, la dilatación de las pupilas y la liberación de adrenalina.

La respuesta de lucha o huida también provoca una disminución en la actividad del sistema digestivo. Esto se debe a que el cuerpo necesita desviar su energía hacia los sistemas de lucha o huida en lugar de la digestión. La reducción de la actividad digestiva puede provocar una sensación de náuseas, dolor abdominal y diarrea.

El papel del sistema nervioso autónomo

El sistema nervioso autónomo (SNA) es el responsable de controlar el funcionamiento de los órganos internos del cuerpo, incluido el sistema digestivo. Este sistema se divide en dos ramas: el sistema nervioso simpático y el sistema nervioso parasimpático.

El sistema nervioso simpático se activa durante la respuesta de lucha o huida y es responsable de aumentar la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la liberación de hormonas del estrés. También hace que los músculos de los vasos sanguíneos se contraigan, lo que a su vez puede reducir el flujo sanguíneo al sistema digestivo.

El sistema nervioso parasimpático, por otro lado, está asociado con la digestión y la relajación del cuerpo. Cuando el sistema nervioso simpático se activa durante el miedo, el sistema nervioso parasimpático se suprime, lo que lleva a cambios en la actividad del sistema digestivo y puede ocasionar náuseas.

El papel del miedo anticipatorio

A veces, la respuesta de lucha o huida se activa incluso antes de que se produzca una amenaza real. Cuando estamos ansiosos o temerosos por algo que aún no ha ocurrido, nuestro cuerpo puede reaccionar como si ya hubiéramos sido expuestos a la fuente de miedo.

El miedo anticipatorio puede desencadenar la respuesta de lucha o huida antes de que se produzca una amenaza real, lo que a su vez puede provocar náuseas y otros síntomas físicos. Esto se debe en parte al hecho de que el cerebro no siempre puede distinguir claramente entre una amenaza real y una percibida, y puede reaccionar de la misma manera ante ambas.

Otras causas de náuseas durante el miedo

Además de la respuesta de lucha o huida y el miedo anticipatorio, hay otras razones por las que el miedo puede provocar náuseas. Por ejemplo, algunas personas pueden experimentar náuseas como resultado de la ansiedad social o el miedo a la vergüenza. El miedo y la ansiedad también pueden provocar cambios en los patrones de sueño y alimentación, lo que a su vez puede influir en la salud digestiva y provocar náuseas.

La náusea también puede ser un síntoma de trastornos de ansiedad como el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno obsesivo-compulsivo y el trastorno de pánico.

Tratamiento de náuseas inducidas por miedo

Si experimenta náuseas durante el miedo, existen varias opciones de tratamiento que pueden ayudar. Algunas personas encuentran alivio en la respiración profunda y otros ejercicios de relajación. Los medicamentos como los antihistamínicos, los antieméticos y los benzodiazepinas también pueden ser útiles en la reducción de náuseas y otros síntomas inducidos por el miedo.

En resumen, las náuseas durante el miedo son una respuesta física común de la respuesta de lucha o huida del cuerpo. La activación del sistema nervioso simpático y la supresión del sistema nervioso parasimpático pueden afectar negativamente el sistema digestivo y provocar náuseas. Además, el miedo anticipatorio, la ansiedad social y otros trastornos de ansiedad pueden también ser responsables de las náuseas. Existen opciones de tratamiento que pueden ayudar a aliviar las náuseas y otros síntomas físicos inducidos por el miedo.